EL BLOG DE JACK VOLTER

La imaginación al poder

Posted in antiglobalización, crisis de alimentos, Crisis económica, Medio ambiente by administrador on 22 abril 2009

video-artículo  crisis económica (2ª parte)

La imaginación al poder

El pasado mes de enero, se puso en funcionamiento en Amareleja (Portugal), la planta solar fotovoltaica más grande del mundo. Su puesta en marcha ha supuesto una inversión de 261 millones de euros (332,8 millones de dólares). Producirá la electricidad equivalente al consumo de más de 30.000 hogares.

Con una inversión de 9,5 billones de dólares en proyectos como el de Amareleja, se podría abastecer gratuitamente el consumo de electricidad de 856.370.192 familias. Teniendo en cuenta que la media mundial de hijos por mujer es de 2,6, y que esta, es más que probable, viva con al menos un adulto, podríamos afirmar que con una inversión de este calibre se podría satisfacer con la potencia eléctrica de la demanda de una familia del primer mundo, a 3.939.302.884 personas. Todo ello sin emitir ni un gramo de los presuntos gases contaminantes. 4.000 millones de personas es aproximadamente, el número de familias que disponen de energía eléctrica en el mundo actual. Lógicamente, este no es un cálculo exacto, y sirve tan solo como ejemplo de lo que podría hacerse con 9,5 billones. Posiblemente con esa inversión se podrían producir sistemas más baratos, reducir los costes de inversión, y poder dar electricidad al resto del planeta.

energia-solar-malaga

¿No sería la energía limpia y gratuita de este ejemplo, un gran impulso a la economía mundial? ¿No se iniciaría con ello una enorme recuperación económica? ¿El uso gratuito de la energía y el acceso global a esta, no generaría puestos de trabajo? ¿No mejoraría enormemente la calidad de vida de los habitantes del planeta? No voy a alargarme en este ejemplo, pues sería estúpido hacerlo teniendo además en cuenta que con ese dinero, se acabaría con la pobreza, el hambre, las muertes por enfermedades curables, la falta de agua potable, o de escolarización, por ejemplo. Con solo una décima parte de ese dinero, se cumplirían los objetivos del milenio, que no se cumplirán por falta de fondos.

mayo68

Lo cierto es que a la larga lista de crisis mundiales a la que nos enfrentamos, la crisis económica, la crisis energética, la crisis de alimentos, la crisis medioambiental, del Sida, del terrorismo, de valores, etc….ahora se añade una que no puede hacer más que empeorar las anteriores. La crisis final de la imaginación de nuestros políticos, incapaces definitivamente de imaginar un mundo mejor. ¿Será este próximo mayo, como aquel del 68? Revivamos o no aquellos episodios, y ante lo previsible de nuestros políticos, es más necesario que nunca, que gritemos aquello de “La Imaginación al Poder!”

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Sunny said, on 22 abril 2009 at 7:45

    Los que vivimos el mayo del 68 en nuestra juventud, ahora somos considerados por la mayoría como unos vejetes que añoran el flower power. La generación mas joven -la que ahora empieza a tener el poder- no se dan cuenta de que ellos pueden tener ese poder gracias a que nosotros luchamos por conseguir algunas cosas obvias y por salirnos de la encorsetada sociedad burguesa que surgió después de la segunda guerra mundial.

    Gracias a nuestras movilizaciones, a nuestras luchas, obtuvimos libertades individuales (no hay que olvidar que en la progresista Francia las mujeres solo tuvieron derecho a voto después de 1945) y alcanzamos libertades colectivas. Desde el derecho a controlar nuestro cuerpo hasta el derecho a una auténtica libertad de expresión. Gracias al 68, el mundo occidental empezó a caminar por una senda de libertades nunca conocida antes. Y ese era nuestro legado, el que os dimos a los más jóvenes.

    Pero la generación posterior, caracterizada básicamente por no haberse leído nunca un libro de historia o de filosofía, se convirtieron en yuppies wasp, querían comerse el mundo, y pensaban que no nos debían nada, y nos alojaron en el baúl de los recuerdos. Abueletes hippies, eso somos para ellos.

    Y ellos han hecho este mundo que tenemos ahora: un mundo políticamente correcto, en el que los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos. En el que la protección social que conseguimos poner en marcha nosotros en el mundo occidental se va al carajo por la ambición de nuestros propios hijos. Un mundo que protege la agricultura de occidente, lanzando miles de kilos de alimentos para que no bajen los precios, y exigiendo aranceles para que el resto del mundo no pueda exportar sus productos.

    Nosotros luchamos para abolir la explotación del hombre por el hombre. Ellos, la generación posterior, la que ahora tiene entre 40 y 50 años, la que ahora maneja el poder de las multinacionales, deslocalizan las empresas de occidente para esclavizar el resto de países y, de paso, condenar a la inanición a millones de conciudadanos.

    Este primero de mayo, vosotros, los jóvenes, salid a la calle y reivindicad aquello que reivindicamos nosotros, hace ya cuarenta años. La lucha por la dignidad y por la libertad es larga y dura, pero, en definitiva, nos hace humanos.

  2. Jack Volter said, on 29 abril 2009 at 23:00

    Hola Suny,
    Gracias por tu comentario, que más que un comentario es un excelente artículo. Entiendo muy bien lo que dices, y como parte de una generación que ha vivido los frutos de vuestras luchas, no puedo más que daros las gracias. Gracias.

    No se si puedo estar muy de acuerdo en convertir los desastres actuales en un hecho generacional. No se si debemos enfrentar generaciones y generalizar, y aunque estoy de acuerdo en que esa generación que ahora ronda los 50, no se han caracterizado por ninguna lucha en especial que no fuera la diaria para hacerse más ricos, tampoco podemos decir que la generación del 68, se haya mantenido en sus convicciones.

    Trasladar el debate a el campo generacional no me parece bueno, aunque sea solo, por que en pocos años el poder estará en manos de una generación a la que llamaron X.
    Aunque la X se interprete como incógnita, y de la incógnita se puede esperar cualquier cosa, no podría ser muy optimista con el futuro, con una generación que se ha caracterizado como autodestructiva, adicta a todo tipo de consumo, y en general poco comprometida.
    Quizá esta crisis es la ecuación que despeje la incógnita, y nos dan agradables sorpresas, pero mientas tanto no deberíamos otorgar la responsabilidad de cambiar el mundo a ninguna generación en concreto, ni cargar las tintas contra ninguna otra, si no asumir que todos sin excepción hemos causado el problema, y que este no es atribuible a una sola generación, si no a toda una sociedad. Si empezamos a aceptar que todos somos responsables, ya tendremos algo ganado y podremos empezar a pensar, en como dar el siguiente paso.

    Parafraseando a Gandhi, “se el que cambio que quieres ver”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: