EL BLOG DE JACK VOLTER

Ministro, jueces, y otros animales

Posted in política española by administrador on 13 febrero 2009

juez

Ministros, jueces, y otros animales

Sobre el caso de la cacería del juez Baltasar Garzón y el ministro de justicia Fernández Bermejo, se va escribir mucho estos días. Al análisis político del asunto, yo no puedo más que añadir que me parece idiota por parte del ministro socialista, que en un momento donde el PP se está hundiendo a sí mismo, el ministro en cuestión les proporcione una tabla de corcho donde agarrarse. Desde mi punto de vista, era mucho más útil para los intereses de su partido, no haber participado del encuentro. Otro episodio más de la escopeta nacional.

Pero no es de análisis político ni estrategias de lo que quiero hablar, si no de los valores que se les presupone, a tan altos cargos de la justicia. Uno entiende que con su puestos van inherentes algunos atributos como ser Justo, equitativo, ecuánime, imparcial, razonable neutral, objetivo, y algunos sinónimos más ligados a la justicia. El hecho de que ambas personas que se les presupone por los cargos que ocupan esos adjetivos, disfruten, apuntando con sus escopetas, de matar un indefenso conejo, liebre, faisán o inocente cervatillo, a mi entender contradice que estas personas puedan ejercer sus cargos de una manera éticamente correcta. El deleitarse con la muerte de un ser inocente, hasta convertirlo en una afición, va mucho más allá de lo deseable para alguien que en su día a día debe administrar justicia. A caso ¿no es tremendamente injusto el asesinato de una animal indefenso incapaz de percatarse del peligro que a 200 metros de él, se percibe por una mirilla?

Ante eso me pregunto, ¿disfruta el juez Garzón aplicando las penas? ¿Se sentiría tal vez más cómodo el Sr. Bermejo, con una ley que permitiese la pena de muerte?

Que un juez o ministro de justicia disfrute de la cacería, a mi entender es tan grabe como que un ministro de educación fuera miembro de los Boixos Nois, o que el de economía fuera ludópata. A dios rogando y con el mazo dando.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. jvolter said, on 17 febrero 2009 at 15:38

    nota de administrador. Estimado Ralph me he permitido copiar su comentario aquí a continuación, a fin de que esté como comentario al articulo al que hacías referencia.

    Comentario de Ralfh Stocker:
    Cinejetas. Breve respuesta airada porque si. Ciertos medios han comenzado una curiosa campaña en contra de la caza. Curioso, si se tiene en cuenta que probablemente entre los lectores y seguidores de estos haya una abundante proporción de aficionados a esta actividad. No creo que la caza sea una afición propia de una sector político determinado aunque si de un rango de edad. Además, dentro de la caza, como en las aguas, existen las mayores y las menores, y cierto es que para las mayores hace falta una gran finca y un capitalito al alcance de muy pocos. Delibes, gran cazador, defendió siempre esta afición entre los amantes a la naturaleza. Escribió páginas mágicas sobre el campo gracias a su afición e inculcó a sus hijos un amor desmesurado a la naturaleza gracias a los paseos que la partidas les proporcionaban. No me preocupa la parte conservacionista de la caza, en las partidas de mayor se miden las piezas a batir en función de los cálculos de las poblaciones de los cotos. A pesar de todo esto no me gusta la caza. Y es una pena, por que me gusta andar por el campo y quizá la falta de excusa me impide acudir con mas frecuencia. Pero el tema es que la progresía políticamente correcta a caído de rodillas con las ropas rasgadas mientras abomina de jueces y ministrillos en monterías. Es que deberían haber pasado el domingo en un recitado de poesía socialmente comprometida? O en una exposición de instalaciones conceptuales a propósito de una lata de guisantes? Algunos progres bienpensantes miran con horror el careto de su ministrillo rodeado de cornamentas en la portada del periódico que, por dios, no comprarían por nada. Centrémonos. No iría a cazar ni con ellos ni con nadie porque no me gusta. Probablemente podrían haber escogido, el juez y el ministro del ramo otro fin de semana para irse juntos a cazar o a jugar a los bolos. Pero ni cazar, ni jugar a los bolos es delito. E incluso para muchos es un deporte divertido o quizá una tradición de casa. No nos despistemos del tema. Una manta de chorizos al amparo del poder han estado estafando a los contribuyentes y este poder parece que no ha sido lo suficientemente cuidadoso con estos dineros. En otro poder parece que se han estado gastando esos dineros en espiarse con el misero motivo de joderse mutuamente. Me la bufa a qué dediquen el tiempo libre siempre que sea legal, me preocupa a qué dedican el tiempo de trabajo sobre todo, si es ilegal.

  2. jvolter said, on 17 febrero 2009 at 17:53

    Estoy absolutamente de acuerdo con tu comentario. No debemos despistarnos de lo verdaderamente importante con debates estériles que nada a nada llevan, más que a ser más papistas que el Papa. Lo posibles casos de corrupción y espionaje que se están tratando son mucho más importantes y merecen mayor atención que el debate entorno a la cacería. Si seguimos despistando el asunto, toda esta trama acabará siendo otro 3% del que nunca más se supo.
    Aún así te hago algún comentario al respecto de lo que cuentas. No discuto el amor por la naturaleza que puedan tener los cazadores, es más estoy seguro que es mucho mayor que el de la mayoría de los mortales. No es de extrañar que Delibes escribiera grandes relatos gracias a la cacería. Una reunión de gentes, donde se comparten conversaciones alrededor de un fuego, desayunos de productos artesanos, pasando muchas horas en plena naturaleza, es de por si, un panorama inspirativo.
    Tengo amigos cazadores. He pasado parte de mi vida en las montañas, allí donde abundan los jabalíes, y donde la caza, no es solo una afición, si no una necesidad para mantener la población de esos animales estables, y no invadan campos y huertas como antiguamente pasaba. Es cierto, que en su mayoría, aman la naturaleza. Conocen los cantos de los pájaros, reconocen plantas y árboles, y saben donde crecen los níscalos, que recogen con cuidado a fin de no perjudicar su reproducción. Cabe decir, puestos a ser meticulosos, que también acceden al campo con enormes 4×4 de grandes emisiones, y llenan el campo de perdigones, y que en muchas ocasiones he visto tratar a sus perros, con cierta violencia. Pero no voy a entrar a valorar si el cazador debe ser justo o no, de hecho no se si alguno de los cazadores que conozco los podría definir como personas justas. Si se, que de las personas realmente justas que conozco, ninguna es cazadora. Pero sobre lo que yo quería llamar la atención es sobre la integridad de las personas con respecto al cargo que ocupan en la administración. Es obvio que cazar no es ilegal, como tampoco lo es el casino, aunque me parece poco estético que un ministro de economía pasara las noches del fin de semana jugando a la ruleta. Pero es que tampoco quiero hablar de estética. Es esa integridad que comentaba, la que se les supone a estos grandes cargos de justicia, lo que me inquieta. Quizá es el resultado de un punto naïf- utópico, que considera que estas personas que no representan y a quien hemos delegado el poder de impartir o trabajar por la justicia, deberían ser justas en todas sus acciones del día a día, y ya no solo con las personas que les rodean, si no también con el medio ambiente y los animales. Quizá por que uno en la justicia, espera recibir pureza, sabiduría, y una rectitud y firmeza fuera de discusión. Y eso es lo que me sucede, que la imagen del cazador no encaja con mi visión de lo que deseo que sea un juez, o un ministro de justicia. No se si este es un debate de progres puristas, o si es un debate necesario para la formación de nuevos políticos del siglo XXI, pero sea como sea, lo que está claro es que es de mucha menor relevancia que el debate sobre la integridad de los trabajadores públicos en sus puestos de trabajo, y en eso, no puedo más que darte la razón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: