EL BLOG DE JACK VOLTER

wanted

Posted in antiglobalización, Crisis económica by administrador on 12 febrero 2009

Wanted

Mi madre solía decir, hace unos años, que entendía la frustración de los jóvenes comprometido con el mundo, ya que en su opinión, era mucho más difícil luchar contra la coca-cola que contra el franquismo. No le faltaba razón, y en los movimientos antiglobalización que se han ido desarrollando durante los últimos años, ha quedado claro, que el movimiento está en guerra contra las multinacionales. Esta lucha que emprendieron de manera impactante en Seattle, de la que en diciembre se van a cumplir 10 años, ha resultado ser sumamente complicada. Valga como ejemplo de la complejidad de este enfrentamiento, aquella imagen de los disturbios de Seattle en que unos manifestantes la tomaban a mamporros contra una tienda de ropa Nike, calzando sus deportivas.

mmw_protest_112108_article

Esta lucha es desigual, porque aunque las multinacionales y grandes corporaciones, sean de hecho personas, hablando jurídicamente, y estén formadas por seres humanos, y pertenezcan a inversores de la misma especie, la inpersonificación real de estas macros empresas, hace que la lucha contra ellas sea, no solo desmotivante, si no que sitúa al luchador al entramado ético, en que al mismo tiempo que se manifiesta y boicotea ciertas marcas, le apetece tras el esfuerzo tomarse, un refresco de cola, fumarse un cigarrillo americano, o relajarse viendo una superproducción saboreando un Nespresso. El revolucionario está en una continua lucha consigo mismo, en eterna contradicción, porque en fondo ama a su enemigo, le gustan sus productos y los necesita en el día a día de su contemporánea existencia. Que golpe a su infancia y recuerdos sufre cuando un día desayunando descubre que María 20090129075548-20070111104205-1018871458-p2Fontaneda, su galleta María, ahora perteneces a Nabisco de kraft foods. Que doloroso debe ser para cualquier intelectual solidarizado con el mayo del 68, cuando haciendo honor a sus recuerdos, compra el “Liberation” de Sartre, y descubre que ahora pertenece a Edouard Rostchild, que a la postre es íntimo amigo de Sarkozy. El revolucionario, y ya no solo él, cualquiera que aspire a que con sus actos se construya un mundo mejor, está hoy por hoy huérfano de enemigo.

En nuestro país, esa izquierda luchadora por nuestros derechos, la misma que se enfrenta ya cansada a los herederos de la dictadura, ya ni siquiera se ha dado cuenta de su propia miopía, y todavía no se ha percatado que su “El País” ya no es “el diario independiente de la mañana” si no el “el diario global en español”, y que con este sutil cambio dejó de ser independiente para ser globalizador.30134_f260

Quizá ha llegado el momento de dejar de mitificar al enemigo, y ponerles nombres propios, que los tienen. Porque detrás de todas endemoniadas multinacionales, y grandes grupos financieros que saquean el mundo en pos de una globalización, solo beneficiosa para sus negocios, existen personas. Algunas de ellas con un enorme poder de decisión. Más allá de presuntos boicots a ciertas marcas, o de dejar de comprar el liberation, quizá resultará más útil para todos empezar a señalar y poner nombre y apellidos aquellos que por desfachatez, inconsciencia, o planificadamente han provocado esta crisis, y se están beneficiando de ella. Yo sugiero ya, tres de nuestro país. Y pico alto: Emilio Ybarra, Francisco González, y Emilio Botín. Ya es hora de empezar a pegar carteles con sus fotos en los árboles, con el título de wanted

Anuncios

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ralph Stocker said, on 16 febrero 2009 at 19:50

    Cinejetas. Breve respuesta airada porque si. Ciertos medios han comenzado una curiosa campaña en contra de la caza. Curioso, si se tiene en cuenta que probablemente entre los lectores y seguidores de estos haya una abundante proporción de aficionados a esta actividad. No creo que la caza sea una afición propia de una sector político determinado aunque si de un rango de edad. Además, dentro de la caza, como en las aguas, existen las mayores y las menores, y cierto es que para las mayores hace falta una gran finca y un capitalito al alcance de muy pocos. Delibes, gran cazador, defendió siempre esta afición entre los amantes a la naturaleza. Escribió páginas mágicas sobre el campo gracias a su afición e inculcó a sus hijos un amor desmesurado a la naturaleza gracias a los paseos que la partidas les proporcionaban. No me preocupa la parte conservacionista de la caza, en las partidas de mayor se miden las piezas a batir en función de los cálculos de las poblaciones de los cotos. A pesar de todo esto no me gusta la caza. Y es una pena, por que me gusta andar por el campo y quizá la falta de excusa me impide acudir con mas frecuencia. Pero el tema es que la progresía políticamente correcta a caído de rodillas con las ropas rasgadas mientras abomina de jueces y ministrillos en monterías. Es que deberían haber pasado el domingo en un recitado de poesía socialmente comprometida? O en una exposición de instalaciones conceptuales a propósito de una lata de guisantes? Algunos progres bienpensantes miran con horror el careto de su ministrillo rodeado de cornamentas en la portada del periódico que, por dios, no comprarían por nada. Centrémonos. No iría a cazar ni con ellos ni con nadie porque no me gusta. Probablemente podrían haber escogido, el juez y el ministro del ramo otro fin de semana para irse juntos a cazar o a jugar a los bolos. Pero ni cazar, ni jugar a los bolos es delito. E incluso para muchos es un deporte divertido o quizá una tradición de casa. No nos despistemos del tema. Una manta de chorizos al amparo del poder han estado estafando a los contribuyentes y este poder parece que no ha sido lo suficientemente cuidadoso con estos dineros. En otro poder parece que se han estado gastando esos dineros en espiarse con el misero motivo de joderse mutuamente. Me la bufa a qué dediquen el tiempo libre siempre que sea legal, me preocupa a qué dedican el tiempo de trabajo sobre todo, si es ilegal.

  2. Sunny said, on 19 febrero 2009 at 8:16

    Lo de la caza es algo que los españoles admiten con naturalidad, igual que las corridas de toros. Como catalana, me cuesta mucho mas admitirlo (aunque en Catalunya hay mucha afición a la caza, no se organizan monterías ni cosas de estas). Como me cuesta admitir las corridas de toros. Quizás el problema de fondo sea que los españoles son de otra galaxia, o sea, un poco marcianos. Lo más divertido del asunto es que la montería en cuestión se hizo en una finca de un concejal del PP. Manda güevos, que dijo aquel.

  3. jvolter said, on 19 febrero 2009 at 14:38

    Pues si son marcianos, son de la misma galaxia, pues formarían parte de la Vía Láctea. Lo que no hay duda es que algunos catalanes si son parte de la Vía Láctea, si no de donde sale tanta mala leche, que hasta en lo más estúpido sacáis al balcón el hecho diferencial. ¿Son también de otra galaxia Portugal, México, con sus corridas, o los británicos con su caza al zorro? Claro es que lo mejor es que el ministro y el juez, se hubieran reunido en Perpignan, para repartirse el 3% del montante de la investigación, así sin duda serían más terrícolas.
    Nota: mi mala leche no proviene de la Vía Láctea, si no de comer muchos garbanzos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: