EL BLOG DE JACK VOLTER

El microondas olímpico

Posted in política internacional by administrador on 14 abril 2008

amnestyrings

El microondas olímpico

No tengo ganas de hablar del conflicto del Tíbet. Quizá porque es una región del mundo que cae simpática, tal vez porque su líder, el Dalai Lama, es la representación máxima de la lucha pacífica, que tanta falta hace en las reivindicaciones mundiales, y posiblemente porque el budismo, es una religión amable, que se ha mantenido al margen de los radicalismos y fundamentalismos que inundan actualmente otras religiones. También porque su lucha deja al descubierto las mezquindades del gobierno chino, su poco respeto hacia los derechos humanos y su represión. Quizás por ello, debería apuntarme al carro mediático, criticar a Pekín, y apoyar el boicot a los juegos olímpicos.

Pero la ausencia de ganas, y mi convencimiento de que es necesaria una crítica internacional hacia el gobierno chino, no quita que me vea con la obligación de exponer, lo que a todas luces, es una campaña mediática oportunista, que esconde la verdadera historia del conflicto tibetano y su origen, y que genera un odio peligroso, hacia la futura primera potencia mundial.

El conflicto del Tíbet tiene un inicio oscuro, donde la injerencia, y las sombras de la guerra fría, junto a la oposición de la élite tibetana, reacios a aceptar la reforma agraria promulgada por Mao, son los ingredientes básicos en su origen. El levantamiento armado de 1959 fue claramente promovido, diseñado, y armado por la CIA, como prestigiosos analistas han demostrado, en lo que a todas luces fue una de las mayores operaciones secretas de la historia de la guerra fría. El relucir ahora de este conflicto, es, más que oportunista, un movimiento más en una guerra fría, carente de momento de análisis internacional, que han empezado americanos y chinos. Tan fría como se ha dejado la reivindicación tibetana durante años, cuyo conflicto, como un caldo de cultivo en un congelador, se ha esperado largo tiempo, el momento oportuno para descongelarlo.

imagen_de_la_campana_de_reporteros_sin_fronteras_contra_la_violacion_de_los_derechos_humanos_en_china

Esta guerra fría, entre una potencia en crisis que ve en su horizonte como en breve va a ser desbancada de su hegemonía mundial, y una potencia emergente, reacia a hacer los cambios necesarios para legitimar su omnipotencia, tiene los visos de guerras anteriores, donde no solo se desempeña un papel, en la visión ideológica que se promueva del contrincante, si no donde también se realizan movimientos políticos y económicos, y estratégicas advertencias militares.

Hace algunos meses, la china llevaba a cabo una sorpresiva destrucción de un satélite, mediante un potente misil. Pocos análisis vimos en la prensa de lo que significaba la aparentemente inofensiva destrucción satelital. En un momento en que los Estados Unidos reavivaban el debate del un escudo antimisiles espacial, China lanzó, con la destrucción de ese satélite una clara advertencia.

Dicen los expertos, que el mayor riego de esta era satelital, es la creciente basura cósmica existente. En un medio donde el simple excremento de un astronauta puede alcanzar velocidades de cientos de kilómetros hora, el riesgo de que un impacto contra un frágil satélite, pueda producir grandes daños, es elevado. Son muchos los satélites, a los que sus placas solares han sido perforadas por esta basura cósmica, que los expertos sitúan en cientos de miles de “proyectiles” esperando impactar contra ellos. La destrucción del satélite chino, provocó la liberación al espacio de decenas de miles de residuos, que a partir de ese momento vagaran en la orbita terrestre, a una alta y amenazante velocidad. La advertencia fue clara, si pretendes militarizar el espacio, yo lo haré inútil para todos llenándolo de basura espacial.

071018044218az

Poco después el imperio contraatacaba, apoyado en su ejército mediático, con los defectuosos juguetes de Matel y la supuesta mala calidad de los productos chinos. Como si los controles de calidad de las propias empresas no tuvieran responsabilidad en el asunto, o como si el gobierno chino tuviera algo que ver con los procesos de control de las corporaciones privadas instaladas en su país. La respuesta, del gobierno chino carente prácticamente de eco mediático, no se hizo esperar, y al parecer invito a las empresas a abandonar el país, si no rectificaban. Y así lo hicieron, especialmente Matel, que en un acto, que no se puede calificar de otra forma que de bajada de pantalones, no solo se autoinculpó de los defectuosos juguetes, si no que pidió excusas y alabó la colaboración del gobierno chino, y su participación en la consecución de sus objetivos empresariales.

Pocas semanas más tarde, Estados Unidos lanzaba una nueva puya, que a la postre fue el aperitivo de lo que estamos viviendo ahora, y vamos a vivir en los próximos meses, la entrega de la medalla al congreso al Dalai Lama, donde nuestro querido Dalai Lama alabó la política en defensa de los derechos humanos y de la libertad, del gobierno Bush.

Ahora vivimos las protestas durante el paseo de la llama olímpica, y en breve veremos seguramente más episodios parecidos de movimientos populares empujados por el imperio mediático, en lo que es una clara utilización del conflicto tibetano, como arma arrojadiza contra el gobierno de represión chino.

No es serio analizar la situación actual sin repasar el pasado, por mucho que el Tíbet nos caiga simpático. Muchos de los que apoyan ahora la causa tibetana, no harían lo mismo, en otros casos de intento de secesión de una región, en su propio país, o en cualquier lugar, que no fuera la china, Rusia, o en la Europa del este.

Nunca se acabó la guerra fría, tan fría estaba que se congelaron sus frentes, latentes durante años en el laboratorio del pentágono, congelados pero vivos, esperando la llegada del microondas olímpico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: